Motivos y maneras para incluir aceitunas en tu alimentación

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en email
aceitunas verdes y negras sin hueso

Hablemos de un clásico de la dieta mediterránea y un básico para cualquier receta, las aceitunas. Normalmente, tendemos a pensar que las aceitunas son acompañar una bebida o tapa, como aperitivo o tentempié. Pero lo cierto es que más allá de los usos habituales que les damos, las aceitunas son una excelente fuente de vitaminas, minerales, fibra y grasas saludables que necesitamos para llevar una dieta completa y beneficiosa. ¿Quieres saber por qué debes incluirlas en tu dieta y cómo? 

Aceitunas negras o verdes, muy sabrosas y nutricionales

No importa si consumes aceitunas negras o verdes, existe muy poca diferencia entre unas y otras. Por lo general, las verdes son las primeras que se cosechan y las de color negro son las que se han dejado madurar en el árbol y se han cogido después. En cuanto a su perfil nutricional, la diferencia reside en las grasas. Conforme va madurando la aceituna, también cambia su composición en grasas y por tanto calórico. Aún así no deja de ser una opción saludable para incorporar en tu alimentación. 

aceitunas negras

Otro buen motivo es que las aceitunas tienen un alto contenido en fibra, vitamina A y E. Son unas excelentes aliadas para el tránsito intestinal y sobre todo, para saciarnos entre horas, gracias a su contenido en fibra. Entonces ¿por qué no tomar una pequeña ración diaria? Además, tiene un alto contenido en vitamina A, que es buenísima para la vista, el buen estado de la piel y las mucosas. Pero no nos olvidemos de la vitamina E, porque ayuda a evitar la oxidación de lipoproteínas, que son las que previenen enfermedades cardiovasculares y ciertos tipos de cáncer. ¡Son todo beneficios!

Y aunque se tiende a pensar que por ser un alimento graso es malo para el colesterol, es todo lo contrario. Otro de los beneficios de este maravilloso fruto del olivo, es que ayuda a reducir los niveles del colesterol malo en la sangre. 

¿Y cómo puedes incluir las olivas o aceitunas en tus comidas?

Las aceitunas son un alimento muy versátil y sabroso. Las  puedes incluir en cualquier receta o tomarlas como acompañamiento. Lo mejor es que las puedes comprar normales o aliñadas como nuestras aceitunas de la gama El Faro T-Cuida, que además, son bajas en calorías y no pierden su valor nutricional. ¡Las que más te gusten!

Un básico de la cocina es añadir las aceitunas en las ensaladas. Por ejemplo, las aceitunas El Faro con Aliño estilo casero o nuestras aceitunas Gordal con pepino en vinagre. La mezcla de sabores es deliciosa. 

Una opción muy buena es poner aceitunas sin hueso bien picaditas en salsas de tomate, que puedes usar para pasta, lasaña, canelones o para acompañar lo que más te guste.

Y no nos olvidemos del momento favorito de cualquier español, el aperitivo. Es la excusa perfecta para tomar tus aceitunas favoritas, como las del Cocktail de aceitunas y encurtidos de El Faro, junto con tu bebida y unas Banderillas picantes con pepino entero. 

pescado con aceitunas

Estas son solo 3 ideas básicas para incluir las aceitunas en tu alimentación. Pero recuerda que las puedes utilizar en cualquier comida que te guste porque las hay de diferentes sabores, tamaños y variedades. ¿Qué te parece con un plato principal de pescado? ¡Riquísimas!

Si te han gustado estas ideas, puedes experimentar nuevas experiencias gastronómicas, en anteriores entradas te contamos al detalle 4 recetas del mundo con aceitunas. ¡Todas para chuparse los dedos! 

Últimas noticias